Proyecto T’ikay Post 18

El ambicioso Projeycto T’ikay Post 18 apoya a los adultos jóvenes que han sufrido eventos traumáticos y son mayores de edad. Después de llegar a los 18 años el sistema de salud boliviano ya no puede apoyarlos más, lo que para muchos ha sido el hogar durante varios años. Las familias de estos jóvenes no pueden o no quieren apoyarlos porque pueden vivir lejos, son pobres o los han abandonado.

Estos jóvenes han hecho un gran progreso en la resolución de sus traumas y en la recuperación de sus heridas físicas y emocionales, no queremos verlos perder la perspectiva y la esperanza, por lo que hemos creado el Proyecto T’ikay Post 18 para continuar apoyándolos con apoyo psicológico y financiero.

Nuestra primera beneficiaria de este proyecto es Ana-Isabel. Ha sufrido graves quemaduras durante su infancia pero ha recuperado su fuerza y está siguiendo su sueño de ser arquitecta.

Para apoyar su carrera financieramente hemos estado manufacturando y vendiendo bolsas sostenibles que llevan diferentes diseños hechos por Ana-Isabel. Las mujeres que reciben un salario justo fabrican estas bolsas y todas las ganancias generadas se utilizan para apoyar a Ana-Isabel.

Un proyecto así es ambicioso y requiere apoyo de muchas formas. El apoyo en forma de donaciones es muy bienvenido y necesario, así como la compra de una de nuestras hermosas bolsas ecológicas.

No sólo queremos apoyarla financieramente, sino que es esencial para nosotros ayudar a Ana-Isabel a ser financieramente independiente, superar los problemas personales y crecer como una mujer fuerte y feliz.

Una de nuestras prioridades principales es no sólo ayudar a los que sufrieron eventos traumáticos, sino también prevenir nuevos accidentes y relaciones abusivas. A través de este proyecto y del proyecto madre T’ikay damos a conocer y enseñamos a los niños y a los padres sobre salud, bienestar emocional y las herramientas para llevar una vida feliz.

Este proyecto provoca un cambio a través de:

Apoyo

Apoyar a los adultos jóvenes para que desarrollen su potencial una vez que el sistema de salud ya no pueda darles un hogar y apoyo.

Salarios justos

Manufactura de bolsas que benefician a la mujer que las fabrica así como a Ana-Isabel. Las mujeres que fabrican las bolsas reciben salarios justos y las ganancias apoyan el desarrollo de Ana-Isabel.

Alcanzar sueños

Ayudar a los beneficiarios a crear una vida sostenible e independiente para ellos mismos y alcanzar sus sueños.

Prevención

La mejor manera de prevenir los traumas es informar y educar a los padres y niños.

Compre una bolsa sostenible!